Escríbenos

Crece demanda de educación técnica y tecnológica en el país

En Colombia existen 286 Instituciones de Educación Superior (IES), de las cuales 92 son de carácter técnico y tecnológico. De hecho, estas áreas representan el 20 por ciento de la demanda de profesiones en el país, por ello el 37 por ciento de los colombianos tienen esta formación, como lo reveló un estudio realizado por el portal de empleo Trabajando.com.

Sin duda, una representación importante dentro del mercado académico y laboral. Un ejemplo de ello se da en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), donde se incrementó significativamente el número de ‘aprendices’ durante el 2012, con una cifra de 7’095.409 frente a los 6’484.385 del 2011. Las áreas de mayor demanda fueron las de autopartes, agricultura y desarrollo rural, software y servicios de TIC.

Para Germán Alberto Chaves Correal, director de formación profesional integral del Sena, este aumento se da porque “la educación técnica y tecnológica permite desarrollar las competencias que requieren los empresarios de sus trabajadores, debido a que los planes de estudio son diseñados en consulta permanente con la industria”.

Según el funcionario, un programa técnico y tecnológico se estructura para dar respuesta a las necesidades empresariales, las cuales se identifican a través de las mesas sectoriales, que son una instancia de concertación con el sector productivo. “En esas reuniones se elaboran las normas de competencia laboral, como insumo para el diseño de los programas de formación que se ejecutan en la entidad”.

Para Pablo Garzón, jefe de la facultad Tecnológica de la Universidad Francisco José de Caldas, “lo importante de esta formación es la cualificación de profesionales con competencias en la solución de problemas, quienes deben consolidar el desarrollo basado en la innovación, la investigación y la apropiación de saberes aplicados”.

En este sentido, uno de los valores agregados de este aprendizaje es que va ligado a la práctica, lo que permite que sus egresados tengan grandes oportunidades en el mercado laboral. De hecho, el estudio de Trabajando.com arrojó que las ofertas dirigidas a este tipo de profesionales han aumentado durante los últimos tres años. “Cuando estudias una carrera tecnológica sales al mercado laboral mucho antes que un profesional, lo que genera que conozcas las necesidades de los diferentes negocios a los que te vas a enfrentar”, indica Jeisson Hernández, quien realizó estudios tecnológicos en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Es así como “la posibilidad de trabajar en el mismo periodo de su formación es excelente para los aprendices, debido a que preparan a los estudiantes para el trabajo y les genera ventajas frente a los demás”, explica Chaves.

Y es en este punto donde difiere un poco de la educación universitaria, cuestionada por no tener mucha vinculación con el mundo laboral, Así lo señala Ciro Gómez, doctor en pedagogía de la Universidad de Navarra, quien dice que “estos estudios deberían generar un cuestionamiento en los universitarios, quienes deben indagar sobre el verdadero valor de los conocimientos prácticos para apreciarlos desde el punto de vista académico”.

Una mirada al territorio nacional
Muchos departamentos de Colombia se han beneficiado del buen momento por el que pasa la educación técnica y tecnológica. Por ejemplo, en Antioquia esta formación aumentó en el 2010 el número de estudiantes a 50.167, según cifras del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES).

Además, por medio del Proyecto de Fortalecimiento del Ministerio de Educación Nacional, se han generado en esta región alianzas entre empresas y universidades que se concentraron en los sectores de software, café e industria, lo que generó que se abrieran 16 programas más. Por su parte, Santander tuvo un crecimiento de matriculados del 46 por ciento con 11.180 estudiantes en el 2010, quienes trabajan las áreas de turismo, alimentos y manufactura. En Atlántico, la matrícula aumentó el 1,9 por ciento, sobre todo en la parte técnica de mantenimiento electromecánico y en tecnología en regencia de farmacia, que se dicta en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (Unad).

Fortalecimiento y profesionalización
El Ministerio de Educación Nacional creó el Proyecto de Fortalecimiento de la Educación Técnica Profesional y Tecnológica, para generar propuestas, recursos y alianzas entre el sector productivo y las Instituciones de Educación Superior (IES), para ampliar los programas académicos, y generar con esto trabajos encaminados al desarrollo de ciertos sectores del país.

También se emitió la Ley 749 de 2002, que permite a las IES ofrecer carreras por ciclos propedéuticos, una formación adicional para poder profesionalizarse.

Además está el convenio suscrito por el Sena y las universidades públicas, con el que los tecnólogos egresados de la entidad tienen la posibilidad de continuar su proceso de formación en las áreas de ingeniería, administración de empresas y ciencias agrícolas.

Síguenos en Facebook

Ubicación